En el nuevo Seat León, el salto en la iluminación llega prácticamente en cada esquina del coche aunque con objetivos muy diferentes porque, de hecho, es ahora la luz la que se encarga de dar la bienvenida al vehículo con la proyección en el suelo de la palabra ¡Hola!, aunque para ello hay que equipar la opción Full LED.

Los secretos de la iluminación del nuevo Seat León

Para los primeros acabados, el sistema de iluminación del nuevo Seat León ofrece unos faros con tecnología EcoLED. Los diodos están en realidad por todas partes, incluso en los intermitentes de los retrovisores exteriores, los pilotos traseros que conectan a través de una fina línea todo el portón trasero y que se ilumina de una manera distinta en función del acabado. 
Esta tecnología LED ha permitido la introducción en este Seat León 2020 de nuevas funciones, como la luz dinámica en los intermitentes o, en los faros, ajustar la iluminación para guiar la trayectoria del vehículo. En este caso, son soluciones que contribuyen a mejorar la seguridad.

De hecho, un diodo de LED responde 150 milisegundos más rápido que una lámpara incandescente, no parece mucho, pero cuando circulas a 120 km/h, esto permite al conductor que te sigue ver la luz de freno 5 metros antes.

Los secretos de la iluminación del nuevo Seat León

Pero también hay finalidades estéticas, sobre todo en el interior del Seat León 2020, donde se utiliza el LED a modo de iluminación ambiental envolvente. Desde las puertas delanteras y a través de la parte superior del salpicadero, se crea un arco de luz que modifica la expresividad interna del diseño de este coche. 

Así, en Seat, en la iluminación de coches como el León 2020 trabajan tanto ingenieros, como diseñadores, mano a mano. De hecho, en el Centro Técnico de Seat, hay desde 1975 un equipo que se encarga de desarrollar cómo verán sus nuevos modelos e incluso disponen de un túnel óptico en el que se ponen a prueba y validan los sistemas de sus coches.

Los secretos de la iluminación del nuevo Seat León

Por otro lado, ya no solo los faros delanteros, sino todo el aparato óptico ha cobrado una importancia clave en el diseño de los coches actuales y se considera como uno de los elementos que más personalidad les aporta. El primer Seat León llegó en 1999, cuando la máxima expresión en luz para coches era el xenón. 

Aunque esta tecnología no llegó al modelo hasta su segunda generación, de la cuarta, el León 2020 sí puede decirse que está a la última en iluminación. En los acabados de acceso (Reference y Style), el compacto español ofrece un flujo de luz de carretera de 550 lúmenes, aunque el Full LED de los equipamientos superiores alcanza los 900. 

Los secretos de la iluminación del nuevo Seat León

Son pocos más que los 850 lúmenes del Bixenón del Seat León III, pero con una gran diferencia, los 11 diodos luminosos por módulo con sensores incorporados dentro son capaces de alumbran con gran intensidad y precisión, pero no provoca deslumbramientos en otros conductores al poder ajustar su haz a la perfección. 

Las ventajas de la iluminación LED son muchas, porque además de la seguridad, ahorra energía y tiene mayor durabilidad. Incluso los intermitentes de los espejos permiten, gracias a su indicación secuencial, que el resto de usuarios de la vía vean con mayor claridad hacia qué lado va a girar el León.

FUENTE: Autobild.es